Candidatos, los mejores, con arraigo popular, por Marco Antonio Villarroel

Cuando en nuestro país se habla de sus problemas o las soluciones, generalmente las respuestas son orientadas al ámbito político, y en consecuencia, siempre se dice que deben ser resueltas en Caracas, incluyendo la escogencia de candidatos a cargos de elección popular. A un lado, casi en el olvido suele dejarse al ser humano que … Sigue leyendo Candidatos, los mejores, con arraigo popular, por Marco Antonio Villarroel

Marco Antonio Villarroel: Sí, salgamos a la calle*

Encuestas recientes, dan cuenta que más del 80% del país rechaza las políticas de este gobierno. Pero esas mismas, también señalan que ya una buena parte de la gente que pudiera votar, está dispuesta a hacerlo, piensan que la vía más expedita para comenzar a generar cambios es votando. Aunado a eso, pareciera ha habido … Sigue leyendo Marco Antonio Villarroel: Sí, salgamos a la calle*

Marco Antonio Villarroel: Es hora del verdadero venezolanismo

En Venezuela es la hora de una mayor humildad

Disciplina y vacunas, por Marco Antonio Villarroel

Llegó la hora de poner a Venezuela por encima de todo, no más retrasos, es urgente.

“La patria perdida, a recuperarla”, por Marco Antonio Villarroel

“¡Llevo tu luz y tu aroma en mi piel y el cuatro en el corazón!” A mí cánteme un Galerón o un Polo de esos que llegan al alma. Como aquel que dice “No me digan que cante que no puedo”, cantos que ya me alegraban cuando apenas decía mamá, por haber nacido en la … Sigue leyendo “La patria perdida, a recuperarla”, por Marco Antonio Villarroel

¡Racionalidad y Sensatez, llegaron!, por Marco Antonio Villarroel

Tres espectros gravitaban en el horizonte de Venezuela: la invasión militar, el golpe de estado y la violencia callejera. Requerimos de un gran esfuerzo para neutralizar esta trilogía fantasmagórica y transformarla en un aprendizaje democrático que devuelva la esperanza en un país mejor. A nuestro favor ahora  están la inteligencia, la tenacidad y el buen ánimo … Sigue leyendo ¡Racionalidad y Sensatez, llegaron!, por Marco Antonio Villarroel

Anárquicos, ególatras y testarudos, por Marco Antonio Villarroel

Angustia, preocupación y dilema por resolver sus problemas es la constante permanente que ocupa mayoritariamente la mente de los venezolanos que  día a día, incrédulos por lo que ocurre y estupefactos ante la deplorable situación a que ha sido conducido el país, por mala praxis gubernamental, incapacidad, fines preconcebidos, ve a una oposición radical que, … Sigue leyendo Anárquicos, ególatras y testarudos, por Marco Antonio Villarroel

El “mea culpa” de algunos, por Marco Antonio Villarroel

Veo a muchos de los aliados de aquello que falsamente llamaron gobierno de transición dejando a un lado el camino de fantasías insurreccionales e imposibles “operaciones quirúrgicas” por parte de los halcones de Washington, un reguero de acciones fallidas, torpezas increíbles y la clara señal de que se comportaban como el inútil de la familia … Sigue leyendo El “mea culpa” de algunos, por Marco Antonio Villarroel

Tres instantes, tres visiones, tres retratos, por Ángel Ciro Guerrero

I Vicente es alto y de cuerpo musculoso. “Por el trabajo”, aclara. Su “gimnasio” es la fábrica, el mercado, la calle. También la carga y descarga de bultos, pacas de cemento, bloques, cabillas, madera, cuando encuentra oportunidad, chance. Se queja, con duras palabras, que sus escuchas sienten salírsele del alma, sobre lo que al país … Sigue leyendo Tres instantes, tres visiones, tres retratos, por Ángel Ciro Guerrero

Marco Antonio Villarroel: “El país reclama un parlamento de todos para todos, no una hegemonía»

Joven y ya tiene obra hecha, como tal reconocida. Especialmente en el campo comunal. Es un hombre organizado, fiel a los horarios, respetuoso de los acuerdos y cumplidor de la palabra empeñada. Insiste en que la política debe ser apostolado permanente porque, razona, es y seguirá siéndolo, a pesar de tantos que la han desprestigiado, … Sigue leyendo Marco Antonio Villarroel: “El país reclama un parlamento de todos para todos, no una hegemonía»