Prensa SPV-

El presidente del partido Soluciones para Venezuela, Claudio Fermín, se pronunció sobre el anuncio del levantamiento de algunas sanciones a la industria petrolera venezolana por parte del gobierno de los Estados Unidos.

Afirmó Fermín que “deben levantarse todas las sanciones contra Venezuela”, por considerar que se trata de un mecanismo criminal que atenta contra la libertad de comercio de nuestro país y que lesiona severamente la capacidad de respuesta del Estado venezolano ante los justos reclamos de la población por atención oportuna y de calidad a los problemas de salud, de dotación de agua a las comunidades, de alumbrado público, de transporte público de pasajeros y de otros servicios que hoy se encuentran en doloroso deterioro.

La reorientación eficiente de políticas económicas erradas y el mejoramiento del salario de los trabajadores no son posibles en el escenario de las sanciones económicas que asfixia al país. Esas acciones contra Venezuela deben cesar y las privilegiadas élites políticas que desde el exterior y desde adentro han gestionado y apoyado ese crimen deben retractarse y pensar alguna vez en el interés nacional.

La estrategia de sectores extremistas basada en el agravamiento de la crisis para generar implosiones sociales sólo ha causado más pobreza y conflictividad.

Soluciones considera que, a diferencia de sanciones personales vinculadas a graves delitos comunes, las sanciones contra el país y su libertad de comercio no son un mecanismo válido para ayudar a los cambios políticos. Son acciones perversas alimentadas por los odios de una élite de derecha contra otra élite en el poder.

Aunque califica de positivo que se retome el diálogo, el movimiento popular considera que “el diálogo debe ser algo de todos los días” e insistió en que debe darse “en Venezuela y entre venezolanos, sin injerencia y menos tutela extranjera”.

Soluciones para Venezuela se encuentra actualmente desarrollando en todo el país sus jornadas de actualización y registro de militantes, de cara a la elección de base de sus autoridades.